01 Jun 2020 - Protocolo COVID-19

ASOCIACIÓN DE BUZOS PROFESIONALES

AGREGADO A LOS PROTOCOLOS PARA LA PREVENCIÓN DEL CONTAGIO DE CORONAVIRUS COVID – 19

 

Con el objeto de complementar los protocolos existentes exigidos en las diferentes actividades por el Ministerio de Salud para el correcto accionar sanitario frente a la pandemia del COVID-19 esta Asociación desarrollo el siguiente trabajo con recomendaciones a ser aplicadas en la actividad específica del Buceo Profesional.

 

MEDIDAS DE PREVENCION

  • Evitar realizar reuniones para planificación de tareas en comedores o sectores comunes, que representen un aglomeramiento de personas a fin de evitar o disminuir el contacto social.

 

  • Debido a la necesidad de mantener una constante preparación psicofísica que contribuye a un óptimo rendimiento profesional y ante la imposibilidad de cerrar los gimnasios en los Buques Supply que operan off shore, la asistencia a los mismos debe ser organizada de manera tal que el distanciamiento social de 1,5 metros sea respetado, procediéndose a la desinfección del lugar periódicamente.

 

  • La limpieza y desinfección debe realizarse al menos dos veces por día, evitando que picaportes, barandillas o cualquier otro objeto común en toda el área de trabajo o zona de buceo representen un riesgo de contagio.

 

  • Todo equipamiento a ser manipulado por el Supervisor de Buceo debe ser desinfectado correctamente antes y después de ser utilizado, tanto equipos de comunicación, monitores y teclados como así también aquellas superficies pertenecientes al área de trabajo (escritorio, llaves de luz, etc).

 

  • El equipo de buceo utilizado por el Buzo Profesional debe ser desinfectado correctamente después de ser manipulado, (compresores, botellones, umbilicales, cámara hiperbárica, máscaras, cascos, etc) promoviendo en la medida de lo posible la asignación de un casco a cada buzo a fin de minimizar los riesgos de contagios.

 

  • Estimular el continuo lavado de manos ya que al contaminarse las mismas se genera un esparcimiento y traslado del virus.

 

MEDIDAS DE ACCIÓN

La desinfección se puede realizar de diferentes maneras y con diversas soluciones efectivas que destruyen la capa grasa que recubre el virus dejándolo inactivo.

 

- Agentes Químicos:

 

  • Peróxido de hidrógeno (0,5%).

(Agua oxigenada).

 

  • Cloruro de benzalconio (0,05%).

Se encuentra en muchos productos de limpieza del hogar.

 

  • Alcohol etílico (60-70 %)

Se debe tener la precaución necesaria debido a que este producto reseca algunas piezas generando un prematuro deterioro de la misma.

 

  • Hipoclorito de sodio. (Lavandina)

De uso comercial nos encontramos con dos tipos de lavandinas, de 25gr/lt de cloro y 50 gr/lt de cloro.

              Para que el producto sea efectivo y mate al virus debe encontrarse en una concentración de 500 ppm de cloro:

  • 20 ml de lavandina por litro de agua – 25gr/lt de cloro (dos cucharadas soperas)
  • 10 ml de lavandina por litro de agua – 50 gr/lt de cloro (una cucharada sopera)

Se debe tener en cuenta que este producto es un agente oxidante, debiendo tomarse las precauciones necesarias.

 

  • Compuestos de amonio cuaternario

Son sumamente efectivos si se respetan las normas del fabricante en cuanto al tiempo de contacto de la solución con la superficie a desinfectar.

Se debe usar con las precauciones del caso y darle el tratamiento correspondiente ya que es un agente contaminante del medio ambiente. Es por ello que debemos deshacernos de él luego de ser utilizado a través del sistema cloacal apto para neutralizar este tipo de elementos.

 

  • Agua y jabón

Estos elementos son muy efectivos y accesibles, pero requiere de una acción mecánica (frotar) para que sus resultados sean óptimos, resultando poco útil para desinfectar una segunda etapa por lo complicado que resultaría introducir un cepillo en pequeños recovecos.

 

- Calor:

Está comprobado que el virus muere a temperaturas superiores a 56°C en 15 minutos, dándonos la pauta que, si el mismo ingresa a través de la toma de aire a un compresor de buceo, no será retenido por los filtros, pero si morirá por las temperaturas elevadas que hallará dentro del compresor evitándose que ingrese al aire comprimido.

Asimismo, se sabe que el virus soporta altas presiones, debiendo el operario que manipula los botellones de buceo respetar todas las normas higiénicas para evitar la contaminación del aire a través de los estribos.