21 May 2020 – Reunión de la Comisión Ejecutiva Nacional / CTAA

Saludos Compañeros!

Se realizó hoy una reunion virtual de la Comisión Ejecutiva Nacional de la CTA Autónoma y entre otros temas el Observatorio de Derecho Social, presentó su informe sobre el trabajo durante el primer mes del ASPO.

Lo reproducimos a continuación y en el van a encontrar las conclusiones de lo actuado  y la visión de la CTAA y nuestra ABP como gremio afiliado.

La ABP somos todos!


 

Imagen eliminada.Imagen eliminada. 

 

 El trabajo en la cuarentena – Evaluación del estado de las relaciones laborales a un

mes de dictado el aislamiento, social, preventivo y obligatorio*

 

    1. Introducción

 

La cuarentena ya ha cumplido su primer mes. Si bien todavía es prematuro realizar un análisis

 

  exhaustivo sobre sus consecuencias, no menos cierto es que dicha medida parece haber sido

 

idónea a los fines de priorizar la salud del conjunto de la población. El Gobierno Nacional adoptó

 

  decisiones drásticas y la sociedad en su conjunto ha dado muestras de acompañar este proceso.

 

El impacto de esta crisis sobre los trabajadores y trabajadoras está siendo muy importante y se

 

suma a los enormes desafíos que enfrentaba nuestro país producto de la caída de la actividad

 

  económica durante los últimos cuatro años -el PBI per cápita se redujo un 8% entre el cuarto

 

  trimestre de 2015 y el mismo período de 2019- y su correlato en el mercado de trabajo: durante

 

los últimos cuatro años la cantidad de trabajadores registrados en el sector privado se redujo un

 

3,7% y el salario real promedio se redujo un 23,3% en el sector público y un 19,3% en el sector

 

  privado; como contracara de ello, entre 2016 y 2019 la cantidad de ocupados por cuenta propia

 

creció un 16,5% y la cantidad de asalariados no registrados lo hizo un 15,3%.

 

Este contexto de precarización creciente de la estructura ocupacional es previo a la emergencia

 

  sanitaria y no sólo da cuenta de la situación crítica que por entonces atravesaban los sectores

 

  populares, sino que también permite observar algunos obstáculos y dificultades con los que se

 

  encontraron  las  respuestas  institucionales  que  fue  implementando  el  Gobierno  Nacional

 

  durante  este  mes  de  cuarentena  tendientes  a  matizar  el  impacto  de  la  caída  de  la  actividad

 

  económica  sobre  los  sectores  de  menores  ingresos.  La  enumeración  exhaustiva  de  estas

 

medidas excede el marco de este trabajo, pero entre ellas pueden destacarse la creación del

 

“Ingreso  Familiar  de  Emergencia”,  la  prohibición  por  60  días  de  despidos  y  suspensiones  sin

 

causa  o  por  falta  de  trabajo  o  fuerza  mayor  y  la  creación  del  “Programa  de  Asistencia  de

 

  Emergencia al Trabajo y la Producción”. A su vez, durante las últimas semanas ha ido ampliando

 

el  listado  de  actividades  exceptuadas  de  cumplir  con  el  aislamiento  social,  preventivo  y

 

  obligatorio, en un intento por compatibilizar los requerimientos de la política sanitaria con la

 

  necesidad de ir generando un mayor nivel de actividad económica allí donde sea posible. Por su

 

parte, los trabajadores y las trabajadoras no solo han demostrado un respeto muy importante a

 

las restricciones a la movilidad, sino que han contribuido con fondos y recursos para tratar de

 

paliar las consecuencias de la actividad económica. En efecto, una parte del financiamiento de

 

las medidas adoptadas por el Gobierno Nacional proviene de los fondos del sistema de seguridad

 

social, al tiempo que todas las organizaciones sindicales han puesto al servicio del sistema de

 

salud pública su infraestructura edilicia y sanitaria.

 

 

                                                          

*

 Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma), 28 de

abril de 2010.
Como  veremos  a  lo  largo  de  este  documento,  el  esfuerzo  realizado  por  el  conjunto  de  la

 

  población y por el sector público no ha sido acompañado por las grandes empresas, quienes en

 

  términos generales han impulsado estrategias para descargar rápidamente el costo de la caída

 

de la actividad económica sobre las espaldas de trabajadores y trabajadoras. Ello se ha plasmado

 

no solo en la existencia de despidos, suspensiones, falta de pago de las remuneraciones, sino

 

  también  en  la  exigencia  de  trabajar  en  condiciones  deficitarias  de  seguridad  e  higiene  que

 

  incrementan notablemente el riesgo sobre la salud y la vida. Esta reacción no se ha reducido a

 

  pequeñas  empresas  que  previsiblemente  han  sido  las  más  afectadas  por  la  retracción  de  la

 

  actividad económica. Por el contrario, en muchos casos han sido algunas de las empresas de

 

mayor  tamaño  del  país,  y  por  ende  con  mayor  capacidad  de  soportar  financiera  y

 

  económicamente  la  situación  actual,  quienes  han  recurrido  a  todos  los  mecanismos  a  su

 

  disposición  para  reducir  sus  costos  a  expensas  de  los  derechos  de  los  trabajadores y

 

  trabajadoras.  No  había  pasado  siquiera  un  mes  de  la  cuarentena  cuando  dichas  empresa  ya

 

  estaban implementando estrategias de  ajuste en la cantidad de  trabajo requerido, mediante

 

  despidos y/o suspensiones, o en el precio de la fuerza laboral, mediante reducciones salariales

 

o a través de su transformación en sumas no remunerativas. En paralelo, en aquellas actividades

 

que  continúan  funcionando  durante  el  aislamiento  social,  preventivo  y  obligatorio,  muchos

 

  empleadores se  han negado a reforzar las medidas de  seguridad sanitaria, incrementando el

 

riesgo no solo de sus dependientes sino del conjunto de la sociedad. 

 

En  tal  sentido,  la  respuesta  estatal  frente  a  estas  conductas  patronales  debería  ser  más

 

  contundente aún, a fin de garantizar no solo la efectividad de la política sanitaria sino también

 

de  impedir que los empleadores desnaturalicen los mecanismos de protección que  el propio

 

  Estado ha ido impulsando desde la declaración de la emergencia.

 

  Finalmente, cabe señalar que en este documento solo analizamos algunas de las estrategias que

 

los empleadores  han utilizado para descargar el peso de la crisis sobre los trabajadores y las

 

  trabajadoras. Este abordaje presupone la existencia de un vínculo trabajador – empleador que

 

está  lejos  de  abarcar  a  la totalidad  de  la  clase  trabajadora.  En  efecto,  quienes  más  sufren el

 

impacto derivado de la emergencia sanitaria y de la retracción de la actividad económica son

 

aquellos  que  no  cuentan  con  una  red  de  protección social o  laboral, cuya  subsistencia  suele

 

  depender de la actividad que realizan a diario. Desocupados, trabajadores y trabajadoras en la

 

  economía  informal,  cuentapropistas,  son  todas  categorías  que  han  experimentado  un  fuerte

 

  crecimiento en los últimos años y que a su vez forman parte de una tendencia general que ha

 

sido la regla en las últimas décadas del funcionamiento del mercado de trabajo en nuestro país.

 

Como señalamos, el foco de este trabajo está puesto en las reacciones de los empleadores para

 

con  sus  trabajadores  en  relación  de  depedencia,  por  lo  que  estas  últimas  modalidades

 

  ocupacionales  quedarán  fuera  de  nuestro  análisis.  Por  cierto  que  deberían ser  una de  las

 

  prioridades al momento de pensar los desafíos presentes y futuros que se desprenderán de la

 

  situación que atravesamos en la actualidad.

 

 

    2. La respuesta patronal ante la situación de emergencia sanitaria

 

A  los  fines  de  sistematizar  las  características  de  la  respuesta  patronal  ante  la  situación  de

 

  emergencia sanitaria es necesario distinguir distintas dimensiones. Por un lado, la existencia de

 

  empresas  que  implementaron  rápidamente  estrategias  tendientes  a  ajustar  su  dotación  de

 

fuerza de  trabajo, recurriendo para ello a recortes salariales, despidos y crecientemente  a la

 

  imposición  de  suspensiones,  decididas  unilateralmente  o  mediante  la  negociación  con  los
  trabajadores o las organizaciones sindicales; por el otro, la negativa de muchos empleadores a

 

  adoptar medidas de seguridad e higiene que reforzaran la protección de aquellos trabajadores

 

y trabajadoras que deben desempeñar sus actividades en el marco de la cuarentena.

 

A continuación presentamos una sistematización de denuncias presentadas por trabajadores y

 

  organizaciones sindicales que encuadran en alguna de estas categorías, para finalizar con una

 

  referencia a la situación de los trabajadores y trabajadoras de la salud, quienes en el contexto

 

actual llevan adelante una serie de reclamos específicos que  requieren ser considerados con

 

mayor grado de detenimiento. En total, la base relevada por el Observatorio del Derecho Social

 

de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma) cuenta hasta la fecha con datos

 

  provenientes de un total de 369 denuncias que incluyen reclamos por despidos, suspensiones y

 

  recortes salariales, falta de pago de las remuneraciones, violaciones a las medidas de seguridad,

 

  violaciones al alcance de la cuarentena, entre otras. Se trata de un relevamiento de mínima, ya

 

que se realiza a partir de información proveniente de aquellos trabajadores y trabajadoras que

 

han  logrado  visibilizar  públicamente  cada  una  de  estas situaciones,  así  como  también  de

 

  información recopilada en el ámbito de la CTA Autónoma.

 

 

        2.1 Afectaciones al empleo y los salarios

 

A medida que transcurren las semanas se profundizan los reclamos por despidos, suspensiones

 

y recortes salariales. Si bien durante las primeras semanas de la cuarentena se podía intuir una

 

  contracción de los puestos de trabajo y rebajas de salarios, los reclamos eran incipientes. Sin

 

embargo, en los últimos días, asistimos a un aumento cada vez mayor de denuncias en todos los

 

lugares del país, en los que se manifiestan pérdidas de fuentes laborales y reducciones salariales.

 

A  pesar  de  las  distintas  medidas  llevadas  adelante  por  el  Gobierno  Nacional  tales  como  la

 

  prohibición  de  despidos  o  suspensiones  por  60  días  o  la  ayuda  para  el  pago  de  salarios  de

 

  trabajadores del sector privado, los empleadores pusieron en marcha una estrategia de ajuste

 

sobre  la  fuerza  de  trabajo  que  nada  tiene  que  ver  con  comportamientos  de  solidaridad  y

 

  colaboración que la sociedad en su conjunto necesita y reclama en este momento. En muchos

 

casos, amparados en el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo, una gran variedad de

 

  empresas optó por el pacto, individual o colectivo, de suspensiones o rebajas salariales con sus

 

  trabajadores y trabajadoras; en otros, se decidió directamente el despido del personal. A su vez,

 

los reclamos por la falta de pago total o parcial de los salarios también han sido una constante

 

a lo largo de este mes. 

 

Algunas de las denuncias sobre despidos masivos se registraron en empresas tercerizadas de

 

  seguridad (Murata, Arsec, Siseg), en actividades ligadas al transporte de pasajeros (Ersa en la

 

provincia  de  Corrientes,  Grin  Scooters,  Via  Bariloche,  Terminal  Salta,  Ko  Ko),  en  actividades

 

ligadas al comercio (cadena de kioscos Mc Kio, Supermercado el Tunel, Supermax, Farmacity), a

 

la gastronomía (Gate Gourmet, Mostaza, KFC, Restaurant Oviedo, Flykitchen, Tea Connections),

 

a  la energía  y  construcción  (YPF, Techint,  Obing y Pecan,  Neltec,  Camiletti,  Ice  Ingeniería),  al

 

servicio de salud (SAME La Plata, Hospital Bariloche).

 

En  la  industria  manufacturera  y  en  las  actividades  ligadas  al  entretenimiento  y  la  cultura  se

 

detectaron la mayor cantidad de denuncias. En el primer caso se destacan los despidos en los

 

  frigoríficos  Agroservice,  Penta,  Senillosa,  Marplatense  y  Lobos;  en  las  empresas  Danica,

 

  Laboratorio  Craveri,  Panificadora Pan  Pan,  Fachadas  Integrales,  Aresil,  en  la  empresa  textil

 

Complot,  en  Brimax  (empresa  productora  de  ladrillos)  y  en  la  empresa  de  servicios  mineros
  IPROLEC,  en  donde  ocho  operarios  fueron  condenados  a  seis  meses  de  prisión  condicional

 

  después  de  que  reclamaran  por  los  200  despidos  en  esa  firma.  En  el  segundo  caso  hubo

 

  denuncias por despidos en el complejo Cinemark, el Teatro Colón, la Revista Pronto, Cablevisión

 

(GSA tercerizada de call center), Orquesta de José C Paz, Casinos Santa Fe, Teleperformance. 

 

El avance sobre los puestos de trabajo se complementa con medidas patronales que impactaron

 

sobre los ingresos de los trabajadores y trabajadoras. El mayor alcance se ha dado a través de la

 

  suspensión y el otorgamiento de una suma no remunerativa por aplicación del artículo 223 bis

 

de la LCT que, dependiendo de la empresa y la actividad, redunda en una caída salarial de entre

 

el 20% y el 50%. Además, también se han registrado denuncias por pagos de salarios en cuotas

 

o directamente por su falta de pago.

 

Dentro de este grupo de empresas se encuentran algunas de gran tamaño, tales como General

 

  Motors,  Siderar,  Neverland,  ACC  Group - PYD - Next  Latinoamérica  (call  center  que  presta

 

  servicios a YPF Serviclu, Santander Río, ACA, YPF Gas, Telecentro, EDES, EDEMSA, La Caja Seguros

 

y OSPACP), EMA SA (tercerizada de Edesur), IMANT (tercerizada de FATE). Esta primera tanda

 

de medidas tuvo lugar en los primeros días de la cuarentena, mientras que luego del dictado del

 

DNU  que  prohibió  los  despidos  y  las  suspensiones  las estrategias  patronales  comenzaron  a

 

  responder  a  una  dinámica  distinta.  Por  un  lado,  continuaron  registrándose  suspensiones

 

  decididas de manera unilateral por algunas empresas; en segundo lugar, se verificaron muchos

 

casos  donde  las  empresas  instaban  a  sus trabajadores  y  trabajadoras  a  firmar  acuerdos

 

  individuales  para  consentir  las  suspensiones  y  rebajas  salariales;  finalmente,  una  cantidad

 

  creciente de casos donde la negociación se lleva adelante con la organización sindical y que ya

 

no solo se realiza a nivel de empresa sino también por rama de actividad.

 

La decisión de suspender trabajadores y trabajadoras otorgando una suma no remunerativa que

 

solo  compense  parcialmente  su  retribución  habitual  constituye  una  de  las  formas  que  han

 

  utilizado en forma generalizada los empleadores para desentenderse rápidamente de los costos

 

de la crisis. Entre muchos otros, algunos de los empleadores denunciados por recurrir a este tipo

 

de mecanismos, o directamente a recortes salariales que algunos casos se encubrieron bajo la

 

excusa de dejar de pagar algunos adicionales del convenio, fueron Danone (La Serenísima), la

 

  totalidad de los mega-locales de comida rápida (Wendys, Mc Donald’s, Burger King, Starbucks),

 

Todo  Moda/Isadora,  Tenaris-SIAT  (Grupo  Techint),  Garbarino,  Flybondi,  LATAM,  Transportes

 

  Crexell, Ingenio San Isidro, Mabe, Tres Arroyos, Freddo, Pecom, las principales compañías de

 

turismo online (Despegar, Almundo, Avantrip). En la provincia de Tierra del Fuego la Asociación

 

de  Fábricas  Argentinas  Terminales  de  Electrónica  anunció  el  pago  del  70%  de  los  salarios,

 

  mientras que la cadena de venta de indumentaria deportiva que controla Stock Center, Moov

 

by  Dexter,  Netshoes,  TiendaRiver.com,  Urbo  y  Lotto  anunció  recortes  salariales  de  un  50%.

 

  También, anunciaron recortes salariales del 40% y el no pago a los trabajadores de temporada

 

las empresas Plusmar, Grupo Vía Bariloche, Grupo Crucero del Norte, Grupo Flecha, Estrella El

 

  Cóndor.  Finalmente,  EDVESA,  la  empresa  que  brinda  servicios  a  las  firmas  YPF,  Shell,  Pan

 

American Energy, Chevron, Total y Pluspetrol en las provincias de Neuquén, Chubut, Río Negro

 

y Salta notificó la suspensión por más de seis meses con el pago del 85% de los salarios. A su vez,

 

en las automotrices Renault y Toyota se suspendió al personal con pagos de entre el 60% y el

 

70% de las remuneraciones

 

Más  recientemente,  la  empresa  de  autopistas  AUSA  redujo  la  jornada,  y  por  ende  la

 

  remuneración,  de  las  dos  terceras  partes  de  su  personal;  la  empresa  Falabella  pactó

 

  suspensiones  y  el  pago  del  80%  del  salario;  y  los  trabajadores  y  trabajadoras  de  la  empresa

 

Schwanek denunciaron que fueron suspendidos y que se les notificó que cobrarían solo el 50%
de su salario en carácter de “asignación no remunerativa”. Por su parte, los trabajadores de la

 

industria textil también podrán ser suspendidos luego de la firma de un acuerdo por rama de

 

  actividad que  establece  el pago de  una suma  no remunerativa de entre $ 17.000 y $ 20.000

 

según  la  categoría.  Asimismo,  un  acuerdo  similar  fue  firmado  en  el  ámbito  de  la  actividad

 

  maestranza,  estableciendo  el  monto  de  la  suma  no  remunerativa  en  $  20.000  para  los

 

  trabajadores  a  jornada  completa  y  de  $  10.000  para  aquellos  que  se  desempeñan  a  tiempo

 

parcial. En la industria del vidrio las suspensiones también se aplicaron de forma generalizada,

 

con un pago no remunerativo del 60%, alcanzando a empresas como Lumilagro, Covisa, Trento

 

Vidrios, Inaxtillex, Cerro Negro, Inrots Sudamericana y Pilkintong.

 

La falta de contribución por parte del sector empleador llegó a un extremo paradigmático en el

 

caso  de  la  empresa  Ledesma,  quien  firmó  un  acuerdo  aplicable  a  los  trabajadores  que  se

 

  desempeñan en la fabricación de papel por el cual se habilitó la suspensión total o parcial con el

 

pago  de  una  asignación  no  remunerativa  equivalente  al  70%  del  salario  neto  anteriormente

 

percibido. En este caso, el acuerdo estableció que si en el futuro resultara de aplicación alguna

 

medida de apoyo estatal, ya sea a través de programas tipo REPRO o similares, el aporte del

 

sector público sería considerado como parte de la asignación no remunerativa ya pactada. En

 

otras palabras, se trataría de una transferencia directa del sector público a una de las empresas

 

que mayores riquezas ha acumulado a lo largo de las últimas décadas.

 

En muchos casos los trabajadores y trabajadoras denunciaron a los empleadores por la falta de

 

pago de los salarios correspondientes al mes de marzo. Entre ellos se encuentran Osplad, Radio

 

  Metro, Autobuses Neuquén, Sheraton Córdoba, BedTime, Grupo Indalo, la metalúrgica Fadecya,

 

Leadcam, los bares Favela y Sorocabana, la empresa Mascardi, Diario Popular, el local de comida

 

rápida Mostaza, Osplad, Plan Fines y Bingo Pilar. En otros casos los empleadores recurrieron al

 

  fraccionamiento  de  los  salarios en  cuotas,  por  ejemplo  en  Pol-Ka,  Verónica,  la  Asociación  de

 

  Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán (acordó pago en cuotas), Editorial Atlántida,

 

  América, Corporación Médica y el diario Clarín. Por su parte, la empresa de call center AEGIS fue

 

denunciada por negarse a abonar los salarios a aquellos trabajadores que deban cumplir con la

 

  cuarentena  pero  que  no  cuenten  en  sus  hogares  con  las  herramientas  que  requiere el

 

  teletrabajo.  A  su  vez,  en  el  sector  público  los  gobiernos  de  Santa  Cruz  y  Tierra  del  Fuego

 

  anunciaron  que  no  harán  frente  a  los  aumentos  dispuestos  en  la  última  negociación,  y  el

 

  gobierno  de  Chubut  continúa  demorando  el  pago  de  los  haberes  del  conjunto de  los

 

  trabajadores estatales.

 

El corolario más reciente de este proceso fue la firma de un acta acuerdo entre la Confederación

 

General del Trabajo y la Unión Industrial Argentina donde  se solicita al Gobierno Nacional el

 

dictado  de  una  norma  que  automatice  la  homologación  de  acuerdos  por  suspensiones  con

 

  recortes salariales en torno al 31% sobre el actual ingreso de bolsillo, manteniendo el sistema

 

actual  para  aquellas  negociaciones  que  establezcan  recortes  salariales  superiores  a  dicho

 

  porcentual. Este acuerdo no distingue según el tamaño o rentabilidad de las empresas, por lo

 

que se aplica por igual a sectores que genuinamente pueden estar atravesando una situación

 

crítica y a otros que en los últimos años han acumulado ganancias muy elevadas. A su vez, al

 

igual  que  en  caso  de  la  empresa  Ledesma,  en  este  acuerdo  se  establece  que  si  el  Gobierno

 

  Nacional asigna algún tipo de ayuda monetaria ella deberá ser descontada de la parte abonada

 

por el empleador.

 

 
        2.2 Salud  laboral  en  contexto  de  pandemia:  elementos  de protección,  condiciones

 

            edilicias y teletrabajo

 

El contexto de pandemia y el aislamiento social obligatorio, obliga a repensar las condiciones en

 

que se realizan los trabajos que aún continúan en activo, ya sea los que se realizan fuera del

 

hogar como la modalidad de trabajo remoto, o teletrabajo, que ha comenzado a generalizarse

 

en estas semanas. En el caso de los trabajadores y trabajadoras que salen cada día de sus casas

 

se  registra  una  fuerte  demanda  de  medidas  de  protección,  desinfección  de  los  edificios  de

 

trabajo,  y  un  reordenamiento  del  proceso  de  trabajo  para  cumplir  con  las  medidas  de

 

  distanciamiento recomendadas por el Ministerio de Salud de la Nación. Estos pedidos a su vez,

 

se profundizan cuando en la plantilla de trabajadores aparecen casos de Covid19. Por otro lado,

 

quienes  continúan  trabajando  desde  sus  casas  con  modalidades  remotas  enfrentan  nuevos

 

riesgos en su salud relacionados principalmente con el encierro y la yuxtaposición de tareas de

 

  cuidado y trabajo. Este proceso cobra mayor relevancia entre las trabajadoras que deben cubrir

 

todas  las  tareas  de  cuidado  antes  delegadas  (escuela,  cuidadoras,  familiares)  y  continuar

 

  sosteniendo la jornada laboral.

 

            2.2.1 Condiciones de trabajo en los establecimientos

 

Las  principales  situaciones  sobre  las  que apuntan  aquellos  trabajadores  que  se  encuentran

 

  trabajando fuera del hogar refiere al pedido de medidas de salubridad efectivas para prevenir

 

el contagio. Los reclamos van desde la exigencia de insumos básicos como jabón o alcohol en

 

gel,  la  garantía  del  distanciamiento  social,  y  la  desinfección  de  establecimientos,  hasta  la

 

  constitución  de  comités  de  crisis  para  poder  establecer  pautas  sobre  cómo  producir  en  este

 

  contexto, teniendo en cuenta las obligaciones y recomendaciones en términos de salubridad. 

 

  Resulta  llamativo  que  en  los  reclamos  de  incumplimientos  se  encuentran  denunciadas  las

 

  principales  empresas  del  país,  alcanzando  a  una  gran  cantidad  de  sectores  de  la  actividad

 

  económica. En efecto, reclamos de estas características se produjeron al menos en los siguientes

 

  sectores:  comercio,  industria  manufacturera -alimentación,  papel  y  jabón-,  transporte  de

 

  mercancías y pasajeros, telecomunicaciones, personal de seguridad, maestranza y se agregaron

 

en los últimos días al interior de entidades bancarias.

 

     Comercio

 

El  comercio  de  productos  alimenticios,  de  higiene  personal,  y  medicamentos,  se  encuentra

 

habilitado desde el primer día. Las principales denuncias se han relevado respecto a las grandes

 

cadenas de comercialización entre las que se encuentran los supermercados Coto, La Anónima,

 

Wall Mart, Carrefour, Grupo Cencosud y Farmacity, y los comercios al por mayor Vital y Teorema

 

(Río Negro). En términos generales lxs trabajadorxs exigen acortar el tiempo de exposición al

 

público  y  la  provisión  de  los  elementos  de  seguridad  e  higiene  para  evitar  contagios.  Piden

 

además  la  provisión  de  más  dotación  de  personal  de  limpieza.  El  conflicto  en  Farmacity  se

 

  destaca por las presiones patronales para que los trabajadores asistan a trabajar aún cuando no

 

les proporcionan las medidas de  seguridad, tienen niños bajo cuidado o tienen dentro de su

 

  núcleo familiar a personas de riesgo.

 

     Industria Manufacturera

 

Se registraron reclamos ligados a la fabricación de alimentos, el papel, la industria textil, y la

 

  construcción.  Dentro  de  la  fabricación  de  alimentos  se  destacan  Cafés  La  Virginia,  Citrusvil,

 

Nevares, Felfort, Guaymallen, Ledesma Azúcar, frigorífico Penta, frigorífico el Federal, Frigorífico
Lobos. La situación de los frigoríficos es particularmente grave por el tenor de las denuncias de

 

  insalubridad  y  por  las  prácticas  antisindicales1 que  realizaron  las  empresas  frente  a  las

 

  demandas.  En  la  industria  papelera  se  destacaron  los  reclamos  frente  a  Celulosa  Argentina,

 

Papelera Paysandú, y Ledesma. En estos tres casos, además de poner en debate la esencialidad

 

de la fabricación del papel, los y las trabajadoras denunciaron la falta de insumos para trabajar

 

en momentos de pandemia. Se detectaron denuncias además en empresas de fabricación de

 

jabón (Procter & Gamble) y textiles (Apparel). En estos casos, lxs trabajadorxs reclaman medidas

 

de seguridad y que las empresas garanticen el respeto del distanciamiento social, haciendo las

 

  modificaciones necesarias sobre las líneas de producción. 

 

     Construcción

 

La precarización de las condiciones de trabajo y la tercerización de las tareas de construcción

 

vuelven particularmente vulnerable a este sector de trabajadores, incluyendo a contratistas que

 

se desempeñan para empresas del tamaño de YPF, en los cuales se continúan con las tareas pero

 

con escasez de elementos de protección como barbijos y mascarillas. 

 

     Transporte de Pasajeros

 

En el transporte público de pasajeros las demandas se han realizado en torno a la exigencia de

 

  desinfecciones de las unidades, pedidos de elementos personales de seguridad para el trabajo,

 

y denuncias sobre la cantidad excesiva de pasajeros que se transporta. Dentro del transporte

 

  automotor los reclamos se han presentado, entre otras, en las empresas DOTA, Azul SATA, EDO

 

  Empresa del Oeste, líneas 540/553, ERSA en Corrientes, y Vía Bariloche. En el sector ferroviario

 

se  registraron  denuncias  en  las  líneas  Urquiza,  Roca,  Sarmiento,  y  San  Martín.  Se  denuncia

 

además que Trenes Argentinos no provee los elementos necesarios para evitar el contagio y la

 

  transmisión debido a que el Departamento de Seguridad e Higiene se encuentra cerrado.

 

     Transporte de mercancías/delivery urbano

 

Uno de los sectores más desprotegidos en este contexto resultan ser los repartidores urbanos.

 

Se trata de un sector de trabajadores y trabajadoras jóvenes y/o migrantes con altos niveles de

 

  precariedad contractual y bajos salarios. No obstante la mayoría se emplea en el marco de mega

 

  empresas que vieron incrementada su actividad y ganancias en el contexto de pandemia. En

 

unidad  los  trabajadores  de  Glovo,  Rappi  y PedidosYa,  vienen  realizando  denuncias  desde  los

 

  primeros días del ASPO sobre la falta de materiales de higiene en calidad y en cantidad, alcohol

 

en gel, barbijos y guantes. Denuncian que generalmente son los propios trabajadores los que

 

deben comprarlos.

 

     Servicios financieros

 

Los bancos comenzaron en los últimos días a regularizar su atención al público. A partir de esta

 

nueva situación se sucedieron reclamos de los y las trabajadoras en relación a la mala calidad de

 

  elementos para la protección del Covid19. En el Banco Macro las trabajadoras denunciaron que

 

los barbijos entregados eran confeccionados con “tasas de corpiños”. Las quejas se sumaron en

 

el Banco Ciudad y en Piano. En este último se intimó a delegados de la bancaria a dejar de realizar

 

 

 

                                                           

1

 En el caso de las demandas dentro de Lobos, la empresa respondió con el despido arbitrario de 6

  trabajadores entre los cuales se encuentran dos delegados gremiales. En el caso de Penta, la empresa

  respondió a las demandas con un bloqueo de portón y lock out que derivó en una represión abierta.
  recorridas  por  las  entidades  para  asegurar  el  cumplimiento  de  las  medidas  de  seguridad,

 

  amenazándolos con la realización de denuncias por violación de la cuarentena.

 

     Personal de Maestranza y de Seguridad

 

Se  trata  de  dos  actividades  comúnmente tercerizadas  por  las  grandes  empresas  cuyos

 

  trabajadores  se  encuentran  muchas  veces  en  activo  durante  la  cuarentena.  En  el  caso  de

 

  trabajadoras  y  trabajadores  de  maestranza  se  realizaron  reclamos  a  la  empresa  Martin&Co

 

  debido a la falta de elementos de protección personal. En servicios de seguridad se registraron

 

  reclamos contra la Ciudad de Buenos Aires, SISEG (Banco Ciudad), G5S (Shell), Arsec, y Murata

 

  (ferrocarril San Martín). En estos casos los y las trabajadoras reclamaron por la falta de aplicación

 

de las medidas sanitarias correspondientes. 

 

     Telecomunicaciones

 

En este sector la tercerización y subcontratación son masivas. Quienes se encuentran bajo este

 

tipo  de  modalidades  generalmente  revisten  mayores  niveles  de  precariedad  y  están  más

 

  expuestos a la falta de elementos e insumos para el desarrollo de las tareas. En tal sentido se

 

  registraron  denuncias  de  trabajadores  tercerizados  contra  Telecom, Movistar/Telefónica  y

 

Claro. En los tres casos los trabajadores denuncian que no se están respetando las medidas de

 

  seguridad obligatorias para que trabajadores y trabajadoras realizan sus tareas de forma segura.

 

     Trabajadores estatales

 

Se han relevado denuncias de trabajadores Municipales, Provinciales y Nacionales debido a la

 

falta  de  insumos  para  realizar  las  tareas.  Algunas  de  estas  denuncias  incluyen  al  área  de

 

  Promoción Social de CABA, la Secretaría Seguridad Social y Trabajo de la Provincia de Entre Ríos,

 

a  la  Administración  Nacional  de  Aviación  Civil,  a  la  Dirección  de  Promoción  y  Protección  de

 

  Derechos de  Niños,  Niñas  y  Adolescentes  (ex  Dinaf)  cuyos  trabajadores  denunciaron  que  no

 

  recibieron elementos de higiene y seguridad ni para ellos ni para los niños, niñas y adolescentes

 

de los hogares. 

 

 

 

  Además, se realizaron diferentes reclamos basados en el accionar patronal frente a la presencia

 

dentro de la plantilla de un caso covid19 (en estudio o confirmado) y los protocolos seguidos

 

por  las  empresas.  Se  registran  denuncias  sobre  el  ocultamiento  de  casos  positivos,  la

 

  minimización de la situación o su negación con el único fin de no suspender la actividad dictando

 

  cuarentena en el sector o área de trabajo.

 

Estas  situaciones  se  registraron  en  diversas  actividad  como  transporte  de  carga  y  pasajeros

 

  (Metrovías, Buque Scirocco y Atlantic Surf III, líneas 266 y 263 pertenecientes al Expreso Villa

 

Galicia, la empresa Cruz del Sur); comercialización de productos (Coto, Carrefour, Distribuidora

 

  Berisso); o producción de alimentos (Frigorífico El Federal).

 

El  ocultamiento  por  parte  de  las  empresas  profundiza  los  contagios  dentro  de  los

 

  establecimientos (Carrefour, Coto, El Federal). La gravedad de la situación llevó a la clausura

 

  municipal  en  el  caso  de  la  distribuidora  Berisso  y  el  frigorífico  El  Federal.  A  este  grado  de

 

  desprotección se suma la falta de respuesta eficaz por parte del sistema de riesgos del trabajo. 

 

 
            2.2.2 Modalidad de trabajo remoto o teletrabajo

 

Esta modalidad no es nueva dentro de las relaciones laborales en Argentina pero antes de la

 

pandemia tenían un alcance marginal dentro de las y los trabajadores ocupados. Los decretos

 

  presidenciales dieron por hecho esta posibilidad sin regular o dar cobertura alguna a los y las

 

  trabajadoras que iban a realizarla.

 

Uno de los principales obstáculos que enfrentaron trabajadores y trabajadoras al realizar trabajo

 

  remoto fue la dificultad de contar con condiciones para hacerlo. Algunos sindicatos marcaron

 

en tal sentido que se requería contar con equipamiento específico que de ninguna manera podía

 

ser exigido al trabajador, condiciones habitacionales que permitan que la tarea se pueda realizar

 

en condiciones de aislamiento, y no tener a cargo niños/as o personas adultas que requieran

 

  cuidado y asistencia constantes.

 

Estos  reclamos  aparecieron  claramente  en  el  sector  docente  de  todos  los  niveles.  En  este

 

  relevamiento  contamos  con  pronunciamientos  de  Ademys  contra  las  presiones  para  que  los

 

docentes  evalúen  procesos  de  aprendizaje  en  este  contexto  y  de  CONADU  Histórica

 

  estableciendo límites a la realización de trabajo docente a la distancia.

 

Otro sector que realizó acciones y reclamos frente a esta situación fueron los judiciales de las

 

  provincias de Buenos Aires y Neuquén, en ambos casos los gremios se opusieron a la actitud del

 

Poder  Judicial  local  de  dar  por  sentada  esta  modalidad  sin  discutir  sus  alcances  con  los

 

  trabajadores. En el caso de la Asociación Judicial Bonaerense, se logró un acuerdo paritario que

 

regula y establece límites al trabajo remoto, estableciendo su carácter voluntario y revocatorio. 

 

Las experiencias que ya tenemos en nuestro país sobre teletrabajo, y en el resto del mundo,

 

alertan sobre diferentes elementos presentes en esta modalidad y que pueden tener un impacto

 

  importante sobre la salud de trabajadores y trabajadoras, encontrándose más expuestas a sus

 

factores nocivos estas últimas. Efectivamente, la conciliación de la vida laboral y familiar que se

 

  presenta  como  ventaja  esconde  muchas  veces  un  nuevo  reclutamiento  de  las  mujeres  en  el

 

hogar, una falta de limitación de la jornada laboral y un desdibujamiento de la distinción entre

 

vida laboral y vida social y familiar. 

 

 

       2.3 Situación de los trabajadores del sistema de salud

 

El  sector  de  la  salud  requiere  un  desarrollo  pormenorizado,  en  primer  lugar  por  ser  sus

 

  trabajadoras y trabajadores lxs más expuestos al contagio, en segundo lugar porque resultan ser

 

lxs más activos respecto a los reclamos. En líneas generales reclaman la contratación de mayor

 

  personal,  la  regularización  de  aquellos  contratados  bajo  formatos  precarios  (en  términos

 

  generales las organizaciones sindicales estiman en un 30% del total bajo modalidades precarias

 

de contratación) y la creación de comités de crisis para dar respuesta a los requerimientos que

 

  implica la situación de emergencia. Asimismo, también han denunciado la falta de entrega de

 

  equipos de protección personal que los expone a un mayor riesgo, así como la falta de insumos

 

básicos  y  el  cumplimiento  de  las  medidas  de  seguridad,  tales  como  la  clasificación  de  lxs

 

pacientes según la urgencia de atención, para de esta forma categorizar la complejidad y reducir

 

los riesgos en las salas y emergencia. En muchos casos los equipos de protección personal han

 

sido adquiridos por los propios trabajadores y trabajadoras, o por las organizaciones sindicales

 

que  han  resuelto  utilizar  sus  propios  recursos  para  comprar  dichos  equipos  ante  la falta  de

 

  garantía de este tipo de elementos por parte de los empleadores. En otros, los trabajadores y
  trabajadoras han tenido que impulsar acciones judiciales para que se ordene a gobiernos locales

 

a  sumistrar  dichos  elementos  de  protección.  Finalmente, en  las  últimas  semanas  se  han

 

  agregado denuncias sobre el ocultamiento dentro de hospitales y clínicas de casos positivos en

 

el personal, por parte de directivos o dueños con el aumento de riesgo que se desprende.

 

En la mayoría de los hospitales del país, lxs trabajadorxs de la salud alertan sobre la falta de

 

  elementos  de  protección  personal  y  de  insumos  para  la  atención,  destacando  que  ello  se

 

  profundizará  cuando  llegue  al  pico  de  la  pandemia.  En  el  sector  público  se  han  registrado

 

  reclamos en instituciones tales como el Hospital Ramos Mejía, el Hospital Pirovano, el Hospital

 

Alvear, el Hospital Fernández, el SAME, el Hospital Garrahan, el Hospital Borda, Hospital Eva

 

Perón,  Hospital  San  Martín  de  La  Plata,  el  Durán  y  en  diferentes  estructuras  provinciales y

 

  municipales  de  Buenos  Aires,  Mendoza,  Tucumán,  Chaco,  Córdoba,  Misiones,  Neuquén,  La

 

Pampa, Santa Fe, La Rioja, San Luis y Santa Cruz.

 

En el ámbito privado, lxs trabajadorxs denuncian falta de insumos y ocultamiento de casos de

 

  infección entre el personal. Algunos de los casos en los que se han detectado reclamos son el

 

  Hospital  Italiano,  el  Sanatorio  Dupuytren,  el  Otamendi,  el  Sanatorio  Güemes,  la  Clínica

 

  Finochietto, Fleni, Bazterrica, Fleming, el Hospital Alemán, el Hospital Español, el Centro Gallego,

 

  Hospital del Milagro entre otros. También se realizaron reclamos por parte de lxs trabajadorxs

 

de Emergencias SA.

 

En las últimas semanas, y con el avance de la pandemia se ha encendido una nueva alarma en

 

el sector debido a la cantidad de trabajadores y trabajadoras de la salud contagiados de covid19

 

y  las  pocas  acciones  por  parte  de  las  autoridades  de  hospitales  y  clínicas  para  enfrentar  la

 

  propagación. Uno de los casos más publicitados fue el de  los contagios masivos en la Clínica

 

  Providencia por negligencia patronal, pero no fue el único. Lo mismo sucedió en la Clínica Agüero

 

donde luego de detectar casos de covid entre el personal, demoraron la aplicación del protocolo

 

para  "cuidar  la  imagen  de  la  empresa"  y  cuando  los  trabajadores  quisieron  aplicarlo  fueron

 

  amenazados  con  despidos.  El  Hospital  Italiano  ya  cuenta  con  22  trabajadores/as  de  la  salud

 

  contagiados con covid19 con fuertes denuncias de negligencia realizadas por la comisión gremial

 

interna.  En  el  Hospital  Belgrano  de  San  Martín  se  detectaron  18 casos  de  covid19  entre  el

 

  personal  que  los  trabajadores  adjudicaron  al ocultamiento  y  la  llegada  tardía  de  medidas  de

 

  aislamiento ante la situación. En el Hospital Piñero, por dar otro ejemplo, ante la presencia de

 

un caso entre el personal no se aplicó el aislamiento preventivo para el resto de los trabajadores

 

ni  se  realizaron  los  test  correspondientes  para  evitar  la  propagación  del  virus  de  forma

 

  intrahospitalaria. 

 

Más  recientemente,  la  Federación  de  Profesionales  de  la  Salud  denunció  que  120.000

 

  trabajadores de las 6.000 unidades sanitarias fueron excluidos del cobro del bono de $ 5.000

 

para  el  sector  decidido  por  el  Gobierno  Nacional, y  reclamó  que  dicho  error  se  subsane  a  la

 

  brevedad.

 

Los trabajadores y trabajadoras de la salud están doble y triplemente expuestos. Por un lado, se

 

  enfrentan  a  las  restricciones  que  alcanzan  al  conjunto  de  la  población;  en  segundo  lugar,  se

 

  exponen a mayores riesgos derivados de la deficitaria respuesta que ofrecen los empleadores

 

  principalmente  en  materia  de  provisión  de  elementos  de  protección  personal;  y  finalmente,

 

dado que son considerados personal esencial, sufren mayores límites y en algunos casos les son

 

  exigidas actitudes heroicas y rayanas con lo inhumano. Tan solo por citar un ejemplo, el Poder

 

Judicial de la Ciudad de Buenos Aires rechazó una medida cautelar solicitada por una enfermera

 

del Hospital Penna, quien solicitaba una licencia por ser la única responsable del cuidado de su
hija de  5 años. Los jueces intervinientes  le plantearon que  debía recurrir entre enviarla a un

 

Centro de Atención Temporaria durante la semana o aceptar el cuidado a través del programa

 

de acompañantes hospitalarios y terapéuticos que posee el gobierno local.

 

 

    3. Medidas generales para proteger a los trabajadores durante la crisis y para comenzar

 

        a prever la situación para el día después

 

La  Argentina y  el  mundo  no serán  los mismos  una vez  superada  la  emergencia  sanitaria.  Las

 

  consecuencias sociales y económicas serán muy importantes, por lo que será necesario recrear

 

un nuevo pacto de convivencia sustentado en reglas que todavía están por escribirse. En el corto

 

plazo, la emergencia sanitaria y el cuidado de la salud de la población siguen constituyendo las

 

  prioridades centrales de la política pública, por lo que sería importante que el Estado adopte las

 

medidas  adecuadas  para  que  dicha  prioridad  no  sea  desnaturalizada  por  comportamientos

 

  empresariales  que  siguen  poniendo  su  ecuación  económica  por  encima  de  la  salud  de  sus

 

  trabajadores y trabajadoras, y por ende del conjunto de la población.

 

La tutela de la salud colectiva requiere ir acompañada de medidas que apunten a minimizar los

 

daños al entramado social y productivo, priorizando la subsistencia de los puestos de trabajo y

 

el mantenimiento de los ingresos de los sectores populares. El Estado fue adoptando medidas

 

en  tal  sentido  y  sería  necesario  que  ellas  se  profundizaran  en  dos  direcciones: por  un  lado,

 

  reforzando los mecanismos de control para que ellas se apliquen con mayor efectividad en la

 

  práctica; por  el  otro,  distinguiendo entre  aquellos  empleadores  que  se  encuentran  en  una

 

  situación  crítica,  no  solo  por  la  emergencia  actual  sino  también  como  producto  de  la  crisis

 

  económica que arrastra nuestro país desde hace años, y aquellos que tienen mayor capacidad

 

  financiera  de  atravesar  este  proceso  sin  afectar  a  sus  trabajadores  y  sin  recurrir  a  recursos

 

  provenientes  del  sector  público.  Es  hora  de  que  quienes  más  se  beneficiaron  en  términos

 

  económicos  durante  los  últimos  años  realicen  un  aporte  mucho  mayor  a  la  sociedad  que

 

  posibilitó aquellos beneficios.

 

La conformación de Comités de Crisis por establecimiento y/o sector, con participación de los

 

  empleadores,  los  trabajadores y  las  autoridades  públicas  constiuiría  una  herramienta  idónea

 

para  apuntalar  tales  fines,  al  tiempo  que  también  servirían  para  comenzar  a  reorientar  la

 

capacidad  productiva  hacia  aquellos  bienes  que  será  necesario  reforzar  en  el  corto  y  en  el

 

mediano  plazo.  El  día  después  de  la  emergencia  sanitaria  nos  encontrará  con  necesidades

 

  acuciantes  como  sociedad  y  será  necesario  poner  toda  la  capacidad  productiva  del  país  al

 

servicio  de  satisfacer  las  necesidades  básicas  de  la  población.  En  otras  palabras,  deberemos

 

debatir colectivamente si la producción nacional sigue estando al servicio de la maximización

 

del lucro, o si ella debe dirigirse a garantizar el acceso del conjunto de la población a bienes tales

 

como como alimentos, vestimenta, vivienda, medicamentos, transporte, energía, etc.

 

En el corto plazo, salud y protección del empleo y los ingresos deben ser una prioridad central

 

de la política pública, situación que requiere la imposición de mayores controles sobre todo en

 

  aquellas empresas que cuentan con mayor capacidad de hacer una contribución en esta hora.

 

Por otra parte, el establecimiento de mecanismos de imposición sobre la riqueza acumulada por

 

parte  de  las mayores  fortunas  de  personas  que  habitan  en  nuestro  país,  sin  importar  donde

 

hayan fijado su residencia impositiva, constituye un imperativo político de esta etapa. No hay

 

lugar para la persistencia de fortunas que le garantizan a su titular y a su descendencia (incluso

 

aquellos  que  aún  no  han  nacido)  niveles  de  vida  con  lujos  extremos,  mientras  una  amplia
mayoría de  la población se  enfrenta a una privación cotidiana en el acceso a los bienes más

 

  elementales para su reproducción humana.

 

Las  restricciones  internas  y  externas  que  enfrentará  nuestro  país  una  vez  superada  la

 

  emergencia sanitaria serán muy importantes, y los recursos con los que contará serán mucho

 

más escasos, por lo que va a ser necesario coordinar la producción y el consumo de manera tal

 

de garantizar la satisfacción de las condiciones de vida mínimas para el conjunto de la población.

 

Solo después de haber garantizado esos mínimos podrá pensarse en producción y/o consumo

 

de bienes y servicios que vayan más allá de aquellas necesidades primarias. Por cierto que este

 

tipo de medidas requerirá contar con una amplia legitimación social para lo cual la participación

 

activa de todos los actores y organizaciones sociales resulta central. En efecto, es hora de ir hacia

 

un nuevo contrato social sobre bases muy distintas de las existentes hasta ahora.

 

 
  Anexo:  Listado  de  denuncias  efectuadas  por  trabajadores,  trabajadoras  y  organizaciones

 

  sindicales

 

                                    Administración pública

 

  Buenos Aires Presente Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Dinaf Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Dirección de Discapacidad de Mendoza Despidos

 

  Gobierno de Salta Suspensiones / Recorte salarial

 

  Gobierno de Santa Cruz Deudas salariales

 

  Gobierno de Chubut Deudas salariales

 

  Gobierno de Tierra del Fuego Suspensiones / Recorte salarial

 

  IPSST Obra Social Deudas salariales

 

  Municipalidad de Caimancito Despidos

 

  Municipalidad de Guaymallén Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Municipalidad de San Miguel de Tucumán Deudas salariales

 

  Municipalidad de Santa Victoria Deudas salariales

 

  Municipalidad de Santo Tomé Suspensiones / Recorte salarial

 

  Municipalidad de Tres de Febrero Suspensiones / Recorte salarial

 

  Municipalidad de Zapala Despidos

 

  Orquesta de José C. Paz Despidos

 

  Unidad Penitenciaria 33 Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                        Bancaria

 

  Banco Ciudad Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Banco Piano Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                        Comercio

 

  Aga Deportes Deudas salariales

 

  Ausa Suspensiones / Recorte salarial

 

  Carrefour Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Casa Goro Suspensiones / Recorte salarial

 

  Cencosud Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Coto (barrio de Once) Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Credipaz Despidos

 

  Dietética Tommy Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

    Distribuidora Berisso Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Ecofrío Deudas salariales

 

  Falabella Suspensiones / Recorte salarial

 

  Garbarino / Compumundo Suspensiones / Recorte salarial

 

  Grupo Dabra Suspensiones / Recorte salarial

 

  Grupo Jack concesionaria Suspensiones / Recorte salarial

 

  Grupo Nave Motors Deudas salariales

 

    Hipertehuelche Deudas salariales

 

  La Gallega supermercado Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Open 25 Despidos

 

    Scandinavian Deudas salariales

 

  Schwanek Suspensiones / Recorte salarial
  Simplicity Suspensiones / Recorte salarial

 

  Supermax Despidos

 

    Supermercado El Túnel Despidos

 

    Supermercado PVD Suspensiones / Recorte salarial

 

  Todo Moda e Isadora Suspensiones / Recorte salarial

 

  Wal-Mart Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                        Construcción

 

  Camiletti / ICE Despidos

 

  Cerro Negro Suspensiones / Recorte salarial

 

  EDVSA Suspensiones / Recorte salarial

 

  Obring y Pecan Despidos

 

  Oha Construcciones Deudas salariales

 

  Siderar Canning Suspensiones / Recorte salarial

 

  Techint Despidos

 

  Tenaris Siat Suspensiones / Recorte salarial

 

                                    Empresas tercerizadas

 

  Adecco Despidos

 

  Arsec Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  DES FINANROUX Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Dominion Despidos

 

  EMA SA Suspensiones / Recorte salarial

 

  G4S SA Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  GPS tercarizados Despidos

 

  IMA Suspensiones / Recorte salarial

 

  IMANT Suspensiones / Recorte salarial

 

  Martin & Cía Suspensiones / Recorte salarial

 

  Movistar tercerizados Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Murata SA Despidos

 

  Neltec SA Despidos

 

  SADE Suspensiones / Recorte salarial

 

  Simplia Deudas salariales

 

  SISEG SRL Despidos

 

  SISEG SRL Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  YPF contratistas Suspensiones / Recorte salarial

 

                                        Enseñanza

 

  Docentes de Córdoba Deudas salariales

 

  Plan Fines Suspensiones / Recorte salarial

 

  Docentes suplentes de Santa Fe Deudas salariales

 

                                Entidades civiles y deportivas

 

  Greenpeace Despidos

 

  Osplad Deudas salariales

 

  Racing Suspensiones / Recorte salarial

 

  SEOC Deudas salariales

 

                                  Esparcimiento y recreación

 

  CPM Cines Nordelmovie SA Deudas salariales
  Empresas de eventos Suspensiones / Recorte salarial

 

  Industria del cine Despidos

 

  Bingo Begui Despidos

 

  Bingo Caseros Suspensiones / Recorte salarial

 

  Casinos de Salta Deudas salariales

 

  Casinos Sant Fe Despidos

 

  Neverland Suspensiones / Recorte salarial

 

  Teatro Colón Despidos

 

                                  Farmacias y laboratorios

 

  Craveri Despidos

 

  Farmacity Despidos

 

  Farmacity Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Laboratorio Glaxo Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Laboratorio Pizzer Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

                                  Gastronomía y hotelería

 

  Bar Malvinas Despidos

 

  Beto's Lomos Suspensiones / Recorte salarial

 

  BUHO Despidos

 

  Burguer King Suspensiones / Recorte salarial

 

  Cadena de restaurantes de Omar Morales Deudas salariales

 

  El club de la milanesa Despidos

 

  Favela Deudas salariales

 

  Flykitchen Despidos

 

  Freddo Suspensiones / Recorte salarial

 

  Gastronómicos de CABA Suspensiones / Recorte salarial

 

  Gate Gourmet Despidos

 

  Génova Deudas salariales

 

  Havanna Suspensiones / Recorte salarial

 

  Hotel Alejandro Suspensiones / Recorte salarial

 

  KFC Despidos

 

  La continental Suspensiones / Recorte salarial

 

  La continental Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Las Palmas Deudas salariales

 

  Mc Donald's Suspensiones / Recorte salarial

 

  Mc Kio Despidos

 

  Mostaza Despidos

 

  Mostaza Tucumán Suspensiones / Recorte salarial

 

  Oviedo SRL Despidos

 

  Pizzerías Tokio, La Intendencia, La Vaca Lechera, La Deudas salariales

  Farola

  Sheraton Deudas salariales

 

    Sorocabana Deudas salariales

 

  Starbucks Suspensiones / Recorte salarial

 

  Tea Connection Despidos

 

  Wendys Suspensiones / Recorte salarial
                                  Industria manufacturera

 

  Aceiteros Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  AFARTE Suspensiones / Recorte salarial

 

  Albano Cozzuol Suspensiones / Recorte salarial

 

  Aluar Suspensiones / Recorte salarial

 

  Amiplast SA Despidos

 

  Apparell Despidos

 

  Aresil Despidos

 

  Artex Suspensiones / Recorte salarial

 

  Autopartistas Suspensiones / Recorte salarial

 

  Bambi Suspensiones / Recorte salarial

 

  Barrick Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Bedtime Deudas salariales

 

  Blaquier papelera Suspensiones / Recorte salarial

 

  Bodega Humberto Canale Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Brimax Despidos

 

  Cafés La Virginia Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Celulosa Argentina Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Citrsuvil Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Complot Despidos

 

  Covisa Suspensiones / Recorte salarial

 

  Cuyoplacas Suspensiones / Recorte salarial

 

  Danica Despidos

 

  Danone / La serenísima Suspensiones / Recorte salarial

 

  Editorial Atlántida Deudas salariales

 

  El Federal Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  EMET Suspensiones / Recorte salarial

 

  Empresas Electrónicas Suspensiones / Recorte salarial

 

  Fachada Integrales Despidos

 

  Fadecya Deudas salariales

 

  Federación Argentina de la Piedra y la Cámara Suspensiones / Recorte salarial

  Argentina de Empresarios Mineros

  Federación de Industrias Textiles Argentinas Suspensiones / Recorte salarial

 

  Ferrosur Suspensiones / Recorte salarial

 

  Frigorífico Lobos Despidos

 

  Frigorífico Marplatense Despidos

 

  Frigorífico Penta Despidos

 

  Frigorífico Senillosa Despidos

 

  General Motors Suspensiones / Recorte salarial

 

  Gisi Suspensiones / Recorte salarial

 

  Guaymallén Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Guidi Suspensiones / Recorte salarial

 

  Inastillex Suspensiones / Recorte salarial

 

  Industria del calzado Suspensiones / Recorte salarial

 

  Industria del Vidrio Suspensiones / Recorte salarial
  Inrots Sudamericana Suspensiones / Recorte salarial

 

  IPROLEC Despidos

 

  La Nirva Deudas salariales

 

  La Salteña Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

  Laundry Suspensiones / Recorte salarial

 

  Leadcam Deudas salariales

 

  Ledesma Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Lumilagro Suspensiones / Recorte salarial

 

  Mabe Suspensiones / Recorte salarial

 

  Mabe Suspensiones / Recorte salarial

 

  Mascardi Deudas salariales

 

  Metalbo Despidos

 

  Mirgor Despidos

 

  Molino Lagomarsino SA Suspensiones / Recorte salarial

 

  Nevares Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Panificados Pan Pan Despidos

 

  Papelera Paysandú Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Pilkintong Suspensiones / Recorte salarial

 

  Procter & Gamble Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Quilmes Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Renault Suspensiones / Recorte salarial

 

  Sacchi Suspensiones / Recorte salarial

 

  Sadesa SA Despidos

 

  San Cayetano Suspensiones / Recorte salarial

 

  Serv Met Suspensiones / Recorte salarial

 

  Tec Nac Suspensiones / Recorte salarial

 

  Teorema SRL Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Texil Iberoamericana Deudas salariales

 

  Toyota Suspensiones / Recorte salarial

 

  Trento Despidos

 

  Tres Arroyos Suspensiones / Recorte salarial

 

  Verónica Suspensiones / Recorte salarial

 

  Xilox S.A Deudas salariales

 

  Yerri Despidos

 

                                Petrolera / Estaciones de servicio

 

  Cámara de Estaciones de Servicio, Expendedores de Suspensiones / Recorte salarial

  Combustibles y Afines

  Filo Hua Hum Despidos

 

  Lobos Bus Deudas salariales

 

  Pecom Suspensiones / Recorte salarial

 

  Petróleo Santa Cruz Suspensiones / Recorte salarial

 

  Industria petrolera Suspensiones / Recorte salarial

 

                                        Plataformas

 

  Glovo Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Pedidos ya Reclamos por medidas de higiene y seguridad
  Rappi Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                          Prensa

 

  Diario Popular Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Infobae Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

  Revista Pronto Despidos

 

                                          Rural

 

  Galpón La Flor Suspensiones / Recorte salarial

 

  Ingenio San Isidro Despidos

 

  La Asturiana Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                        Sanidad

 

  Centro Gallego Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínica Agüero Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínica Bazterrica Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínica Juan XXIII de General Roca Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínica Privada Independencia Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínicas privadas de Córdoba Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Clínica Virreyes Deudas salariales

 

  Corporación Médica Deudas salariales

 

  CyTec Suspensiones / Recorte salarial

 

  Emergencia SA Despidos

 

  Emergencias Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Finochetto Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Fleming Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Fleni Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Fundación Favaloro Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

  GCBA Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Güemes Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Alemán Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Alvarez Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Bariloche Despidos

 

  Hospital Belgrano Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Borda Despidos

 

  Hospital Carrillo de Ciudadela Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Carrillo de Las Heras Deudas salariales

 

  Hospital Central de Mendoza Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Centro de Salud Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital de niños Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital del Milagro Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Durand Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Español Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Eva Perón Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Evita Pueblo, el Consultorio Marítimo, el Reclamos por medidas de higiene y seguridad

  Centro Sabatto y el UPA

  Hospital Fernández Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Garrahan Reclamos por medidas de higiene y seguridad
  Hospital Italiano Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

  Hospital Italiano Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital José Ingenieros Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Misericordia Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Notti Deudas salariales

 

  Hospital Piñero Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Pirovano Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital Ramos Mejía Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospital San Martín de La Plata Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospitales de la provincia de Mendoza Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Hospitales Notti y Central Mendoza Deudas salariales

 

  Otamendi Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  SAME Despidos

 

  Sanatorio Dupuytren / Grupo Galeno Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Sanatorio La Providencia Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Sanatorio Parque Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Sector Salud de CABA Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Sector Salud de Misiones Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Swiss Medical Reclamos por incumplimiento de cuarentena

 

    Unife/Vittal Despidos

 

  Vital Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

                                    Telecomunicaciones

 

  ACC Group - PYD - Next Latinoamérica Suspensiones / Recorte salarial

 

  América Suspensiones / Recorte salarial

 

  Atento Suspensiones / Recorte salarial

 

  Cablevisión Despidos

 

  Continuum Call Center Suspensiones / Recorte salarial

 

  Correo Argentino Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Grupo Indalo Deudas salariales

 

  Pol-Ka Suspensiones / Recorte salarial

 

  Radio Metro Suspensiones / Recorte salarial

 

  Telefónica Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Teleperformance Despidos

 

                                        Transporte

 

  Aeropuertos 2000 Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Asociación de Empresarios del Transporte Automotor Suspensiones / Recorte salarial

  de Tucumán

  Atlantic Surf Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Autobuses Neuquén Deudas salariales

 

  Buque Sirocco Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Camioneros Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Cooperativa de Trabajo Puerto General San Martín Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Cruz del Sur Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Federación Argentina de Transportadores de Pasajeros Deudas salariales

 

  Flybondi Suspensiones / Recorte salarial
  Golondrina S.A Suspensiones / Recorte salarial

 

  LATAM Suspensiones / Recorte salarial

 

  Línea 266 y 263 Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Línea 60 Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Linea Roca Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Línea Sarmiento Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Líneas de colectivos 203 Azul SATA, EDO Empresa del Reclamos por medidas de higiene y seguridad

  Oeste, línea 60, líneas 540/553

  

  Metrovías Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Plusmar Deudas salariales

 

  Plusmar, grupo Vía Bariloche, Grupo Crucero del Suspensiones / Recorte salarial

  Norte, Grupo Flecha, Estrella El Cóndor

 

  Recolectores de residuos de Berazategui Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  San Vicente Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Terminal Salta Despidos

 

  Terminal Zárate y otros Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Transporte en Córdoba Deudas salariales

 

  Transporte en La Plata Suspensiones / Recorte salarial

 

  Trenes Argentinos Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Vercelli Reclamos por medidas de higiene y seguridad

 

  Vía Bariloche / Koko Despidos

 

                                        Buceo / Servicios

 

  Raúl A. Negro y Cía Suspensiones / Recorte salarial

 

 

                                        Turismo

 

  Almundo Suspensiones / Recorte salarial

 

  Avantrip Suspensiones / Recorte salarial

 

  Despegar Suspensiones / Recorte salarial